Una historia de coraje y superación en la Paleta Frontón.

2
289

Cuando Giacomo Baldini cumplía 17 años, al término de un torneo de Paleta Frontón que Giacomo ganó en el Club La Planicie, le comentó a sus papás que se sentía mareado. Ellos pensaron inicialmente que podría tratarse de una deshidratación y cansancio por el esfuerzo realizado pero el diagnóstico médico fue fatal: tumor cerebral

Con el diagnóstico antes mencionado, los médicos le anticiparon cuatro meses de vida pasando por varias cirugías cerebrales, sesiones de quimioterapia, radioterapia y de inmunoterapia en los dos años siguientes.

Un día cercano a la Pascua de Resurrección, Giacomo convocó a sus papás a una reunión en la sala de su casa. No les dijo lo que temían los papás, les dijo que él había tenido un sueño, que se le había aparecido Dios y que Él le había dicho que ya estaba curado y que no iba a seguir ningún tratamiento más.

A Giacomo le pusieron varias psiquiatras oncológicas pero él, en su particular estilo, las rechazaba a todas. Un día estando en la playa, se le obstruye una válvula de derivación que tenía para evitar cualquier cuadro de hidrocefalia, haciendo fiebres altísimas. Los médicos pusieron a los papás en una encrucijada: si no lo operaban se moría, y si lo operaban también se podía morir. Estuvo en coma alrededor de 30 horas. Cuando despertó, el médico le dijo a los papás que le daban de alta pero que no esperen mucho. Que había que darle calidad de vida y que si controlaba sus esfínteres era demasiado pedir.

De allí, es que queda con un cuadro de hemiplegia que el sobrelleva con una gran personalidad, inteligencia y buen humor.

El ejemplo que nos da Giacomo le valió el Trofeo Fair Play que por primera vez otorgó el Club La Planice a un jugador de frontón.

Giacomo también soñó con ser de los mejores jugadores de Paleta Frontón y jugar con los campeones nacionales, sueño que se hizo realidad el pasado sábado 29 de noviembre en donde pudo jugar algunos puntos con Kevin Martínez.

2 Comentarios

  1. Giacomo es mi sobrino nieto,y he seguido su proceso,recién lo conocí en Lima,el 2014.Desconocia su faz deportiva,y debo decir que es muy estimulante y motivadora conocerla.Me alegra mucho el saberlo.
    Es Giacomo,un ejemplo,que todo se puede.

Deja un comentario